Nuestra Santísima Madre es homenajeada de diferentes maneras durante varios meses del año. Mayo nos invita a coronarla como la Reina y Madre de nuestra Iglesia y muchos de nuestros jovencitos participan en ceremonias de coronación durante este mes. Octubre es el mes del santo rosario y, por lo tanto, nos enfocamos en la oración que se refiere de manera única a los aspectos en los que María intercede en la vida de la Iglesia. Diciembre traslada a la Santísima Madre al corazón del Adviento bajo sus títulos de la Inmaculada Concepción y Nuestra Señora de Guadalupe.

Start typing and press Enter to search