¡Ven Espíritu Santo, aliméntanos y renuévanos!

Pautas para volver a recibir a las personas a nuestras parroquias

Preguntas frecuentes

P: ¿Cómo deberían las parroquias planificar la formación de la fe y otros ministerios y actividades para el año de Formación de Fe 2020-2021?

R: Por favor, consulte las últimas orientaciones para ayudar a los párrocos y a sus líderes catequísticos parroquiales disponibles en las instrucciones actualizadas del Arzobispo, además de nuestras consideraciones para los ministerios y las actividades parroquiales. Otras recomendaciones para los líderes catequísticos parroquiales sobre la planificación y la adaptación de la formación de la fe a nuestras circunstancias actuales están disponibles aquí. Más información sobre Familias Formando Discípulos, una iniciativa de formación en la fe para la familia proporcionada por la Oficina de Formación y Discipulado, está disponible aquí.

P: ¿Las confirmaciones de los jóvenes tendrán restricciones de salud y pautas específicas?

R: Las confirmaciones que se habían propuesto o programado para el 31 de agosto pueden ser celebradas por el párroco o un sacerdote que él designe, sin delegación adicional del arzobispo. Los registros de los confirmados deben ser enviados a la arquidiócesis.

Las confirmaciones que se lleven a cabo después del 1 de septiembre deberán ser programadas con uno de los obispos, quien celebrará el sacramento. En ambos casos, los grupos grandes de confirmados quizás necesiten dividirse en grupos que puedan acomodar solamente a los confirmados, los padrinos y los padres, a menos y hasta que se reduzcan las medidas de distanciamiento físico, lo cual permitiría un mayor número de asistentes en cada ceremonia.

La USCCB emitió una declaración en la que dice que el uso de un instrumento, como guantes o un aplicador de algodón, para aplicar el crisma sagrado no afecta la validez del sacramento.

P: ¿Qué pautas estamos usando para los cubrebocas? ¿Hay una edad mínima para llevarlas puestas?

R: Las personas mayores de siete años de edad deben utilizar un cubrebocas. La dispensa de asistir a misa se mantiene hasta el final del mes de junio, así que aquellos que no pueden usar un cubrebocas, especialmente aquellos con problemas respiratorios, no necesitan regresar a la iglesia.

P: ¿Se requieren cubrebocas para las liturgias al aire libre?

R: La arquidiócesis no requerirá cubrebocas para liturgias al aire libre, pero cada párroco puede tomar su propia determinación en su comunidad.

P: ¿La Arquidiócesis de Atlanta está proporcionando un sistema de reservaciones que las parroquias pueden utilizar?

R: No, pero a continuación encontrarán un ejemplo de cómo una parroquia en Florida usa el software Eventbrite. Adicionalmente, hemos incluido un enlace que contiene otros sistemas para tomar reservaciones que las parroquias pueden considerar. Cada parroquia tendrá un espacio y necesidades diferentes, por lo que cada una tendrá que determinar qué software es mejor para su situación.

https://sourceforge.net/software/product/SignUpGenius/alternatives.

Ejemplo sobre cómo una parroquia en la Diócesis de Jacksonville está utilizando Eventbrite para reservar espacios:

Estimados feligreses,

Nos complace anunciar la reapertura de las misas públicas. Para que las personas regresen a la iglesia de manera ordenada y segura, hemos decidido implementar un programa a través del cual pueden inscribirse para asistir a la misa. Por favor vean las siguientes instrucciones para reservar su espacio:

 

https://www.eventbrite.com/e/mass-1200-pm-cultural-center-tickets-10484553381

  • Domingo 12:00 pm (Palmer)

https://www.eventbrite.com/e/mass-1200-pm-palmer-gymnasium-tickets-10484562408

*Puede que algunas misas ya hayan alcanzado su capacidad máxima y no haya más espacios disponibles.

Por favor tenga en cuenta nuestras pautas parroquiales para la misa:

  • Pedimos a todas las familias que se mantengan al menos a 6 pies de distancia de otras personas durante la liturgia.
  • Los ujieres estarán presentes para garantizar el distanciamiento social durante la comunión, así como al entrar y salir de la iglesia.
  • La canasta de la colecta estará ubicada a la entrada de la edificación. No se pasará durante la liturgia.
  • El saludo de la paz no se llevará a cabo por el momento.
  • Durante el Padre Nuestro, no debe haber contacto físico con otras personas.
  • Todos los ministros de la Eucaristía desinfectarán sus manos antes y después de distribuir la comunión.
  • Si es posible, le sugerimos que traiga desinfectante para manos a la misa.
  • Todas las personas mayores de 2 años deben usar un cubrebocas durante toda la misa, excepto en el momento de recibir el Cuerpo de Cristo. No se proporcionarán cubrebocas.
  • Debido a que debemos considerar la salud de los demás, la Sagrada Comunión se recibirá en la mano únicamente. No se necesitarán guantes.
  • Por el momento, no tendremos servidores del altar durante nuestras misas.
  • Los himnarios se retirarán temporalmente.
  • El centro cultural y el gimnasio Palmer serán desinfectados entre misas.
  • Si tiene algún síntoma, se siente enfermo, estornuda o tose con frecuencia, o ha viajado recientemente fuera del estado, le rogamos que se quede en casa.

¡Esperamos verlos pronto!

P: ¿Qué sucede si no deseo usar un cubrebocas en la misa? ¿No es suficiente el distanciamiento social?

R: Los Centros de Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) continúan recomendando el uso de cubrebocas para actividades tanto en interiores como en exteriores. Si no puede usar un cubrebocas debido a problemas de salud, es posible que todavía no sea seguro regresar a misa. Los cubrebocas son necesarios para mantener a los demás a salvo, incluyendo a sus compañeros feligreses, los ministros y su párroco. Debemos adoptar el enfoque más seguro que podamos a medida que recibimos nuevamente a las personas en nuestras parroquias, y pedimos su paciencia y cooperación.

Para más información visite:

P: Si se permiten las reuniones en las parroquias, ¿los campamentos de verano parroquiales deberán obtener una licencia?

R: Generalmente, los campamentos de verano que se llevan a cabo en propiedades parroquiales cumplen con los requisitos de exención que exige el Departamento de Aprendizaje Temprano de Georgia. Antes de continuar con sus planes de abrir un campamento de verano en una propiedad parroquial, contacte a Mary Jo Nichols, Directora de Preescolar Parroquial, para solicitar ayuda. Su correo electrónico es  mnichols@archatl.com.

P: ¿Qué debe hacer una parroquia si se le informa que alguien que asistió a misa ha sido diagnosticado con COVID-19?

R: Si un ministro, miembro del personal, diácono o sacerdote entra en contacto con alguien que tiene un caso activo de COVID-19, él o ella debe entrar en cuarentena, informar de la exposición al Diácono Dennis Dorner, canciller, y hacerse la prueba antes de regresar a su ministerio.

Si la exposición ocurrió durante una liturgia, la parroquia debe notificar a todos los que también pudieron haber asistido a esa liturgia. Si la prueba del individuo resulta positiva, la persona debe informar al departamento de salud local para que puedan rastrear a los demás contactos.

Por favor tengan en cuenta que las personas pueden informar a otras si ellas mismas tienen un caso positivo, es decir, un párroco o diácono puede decirle a su parroquia que él tiene COVID-19, pero un párroco o una parroquia no debe identificar a una persona que tenga un caso positivo. El párroco puede notificárselo a la parroquia en un lenguaje genérico como: «Una persona con un caso confirmado asistió a la misa X». Las leyes de privacidad prohíben la divulgación de información de salud personal de otras personas.

Es muy importante, por su propia seguridad y la de los demás, que monitoreé su salud durante 14 días desde la última vez que estuvo posiblemente expuesto a alguien con COVID-19 y que permanezca en su hogar, evite espacios de reuniones y actividades públicas. Además debe practicar el distanciamiento social.

Si no está enfermo, monitoreé su salud para ver si tiene fiebre, tos y falta de aire, durante los 14 días posteriores al último día en que estuvo en contacto cercano con una persona con COVID-19.

Tomé su temperatura dos veces al día y observe los síntomas.

Permanezca en cuarentena en su hogar, excepto en caso de emergencia o para hacerse la prueba del COVID-19.

Si es posible, manténgase alejado de otras personas que viven en su hogar, especialmente aquellos individuos que están en alto riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions /index.html

Prueba de COVID-19
Usted debe hacerse una prueba de COVID-19 al menos una vez durante la cuarentena.

Si no tiene síntomas, la prueba debe realizarse el décimo día de la cuarentena.

Usted debe obtener una prueba antes de la cuarentena, si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre (temperatura medida por encima de 100.4 grados Fahrenheit, o si siente que tiene fiebre)
  • Resfriado
  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolores musculares o corporales
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del gusto o el olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal
  • Náusea o vómito
  • Diarrea

Llame a su departamento de salud local o a su médico para programar una prueba. En esta página puede encontrar la información de contacto de su departamento de salud: https://dph.georgia.gov/document/document/covid-19-testingdirect-patient-line/download.  Tenga en cuenta que incluso si los resultados de su prueba son negativos, debe permanecer en cuarentena por 14 días completos. Si desarrolla síntomas de COVID-19 en cualquier momento durante su período de cuarentena, debe seguir las instrucciones de aislamiento descritas a continuación.

Si se hace una prueba el día 10 de su cuarentena, idealmente sus resultados deberían estar disponibles para el día 14. Se recomienda que no regrese a trabajar hasta que reciba un resultado negativo. Si sus resultados aún están pendientes después de que finalice su cuarentena de 14 días y decide regresar al trabajo, le recomendamos que tenga cuidado especial con las medidas de prevención para evitar exponer a otras personas en caso de que el resultado de su prueba sea positivo.

Si recibe una prueba de COVID-19 positiva independientemente del estado de sus síntomas, siga las pautas de aislamiento del Departamento de Salud Pública de Georgia https://dph.georgia.gov/isolation-contact

Las personas sintomáticas que no sean parte del personal de atención médica, con COVID-19 confirmado o con sospecha de COVID-19, pueden regresar al trabajo después de que:

Hayan transcurrido al menos 3 días (72 horas) desde su recuperación, es decir, la resolución de la fiebre sin el uso de medicamentos para reducirla y la mejoría de sus síntomas respiratorios (por ejemplo, tos, falta de aliento); Y, de que hayan pasado al menos 10 días desde que aparecieron sus primeros síntomas.

Las personas asintomáticas que no sean parte del personal de atención médica, con COVID-19 confirmado, pueden regresar al trabajo después de que:

Hayan transcurrido al menos 10 días desde la prueba de laboratorio positiva y permanezcan asintomáticas.

Tenga en cuenta que las personas asintomáticas que tienen una prueba positiva y luego desarrollan síntomas, deben seguir las guías para personas sintomáticas mencionadas anteriormente.

Las personas asintomáticas que no sean parte del personal de atención médica, que no trabajen en servicios críticos y que tengan una exposición conocida a una persona con COVID-19 sin el equipo de protección personal adecuado, pueden regresar al trabajo después de que:

Hayan completado todos los requisitos en la guía del Departamento de Salud Pública para personas expuestas a COVID-19 que se encuentran en https://dph.georgia.gov/contact

Es de destacar que si esta persona se somete a una prueba de COVID-19 durante el período de cuarentena de 14 días, un resultado negativo de la prueba no cambiaría ni disminuiría el tiempo de monitoreo.

A continuación encontrará algunos recursos útiles sobre exposición y pruebas:

P: Si un ministro extraordinario u otro servidor (o sacerdote) ha tenido COVID-19, ¿cuándo pueden regresar al ministerio? ¿y si se trata de un feligrés?

R:

Si un ministro, miembro del personal, diácono o sacerdote entra en contacto con alguien que tiene un caso activo de COVID-19, él o ella debe entrar en cuarentena, informar de la exposición al Diácono Dennis Dorner, canciller, y hacerse la prueba antes de regresar a su ministerio.

Si la exposición ocurrió durante una liturgia, la parroquia debe notificar a todos los que también pudieron haber asistido a esa liturgia. Si la prueba del individuo resulta positiva, la persona debe informar al departamento de salud local para que puedan rastrear a los demás contactos.

Por favor tengan en cuenta que las personas pueden informar a otras si ellas mismas tienen un caso positivo, es decir, un párroco o diácono puede decirle a su parroquia que él tiene COVID-19, pero un párroco o una parroquia no debe identificar a una persona que tenga un caso positivo. El párroco puede notificárselo a la parroquia en un lenguaje genérico como: «Una persona con un caso confirmado asistió a la misa X». Las leyes de privacidad prohíben la divulgación de información de salud personal de otras personas.

Es muy importante, por su propia seguridad y la de los demás, que monitoreé su salud durante 14 días desde la última vez que estuvo posiblemente expuesto a alguien con COVID-19 y que permanezca en su hogar, evite espacios de reuniones y actividades públicas. Además debe practicar el distanciamiento social.

Si no está enfermo, monitoreé su salud para ver si tiene fiebre, tos y falta de aire, durante los 14 días posteriores al último día en que estuvo en contacto cercano con una persona con COVID-19.

Tomé su temperatura dos veces al día y observe los síntomas.

Permanezca en cuarentena en su hogar, excepto en caso de emergencia o para hacerse la prueba del COVID-19.

Si es posible, manténgase alejado de otras personas que viven en su hogar, especialmente aquellos individuos que están en alto riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19: https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions /index.html

Prueba de COVID-19
Usted debe hacerse una prueba de COVID-19 al menos una vez durante la cuarentena.

Si no tiene síntomas, la prueba debe realizarse el décimo día de la cuarentena.

Usted debe obtener una prueba antes de la cuarentena, si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre (temperatura medida por encima de 100.4 grados Fahrenheit, o si siente que tiene fiebre)
  • Resfriado
  • Tos
  • Falta de aliento o dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Dolores musculares o corporales
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del gusto o el olfato
  • Dolor de garganta
  • Congestión o secreción nasal
  • Náusea o vómito
  • Diarrea

Llame a su departamento de salud local o a su médico para programar una prueba. En esta página puede encontrar la información de contacto de su departamento de salud: https://dph.georgia.gov/document/document/covid-19-testingdirect-patient-line/download.  Tenga en cuenta que incluso si los resultados de su prueba son negativos, debe permanecer en cuarentena por 14 días completos. Si desarrolla síntomas de COVID-19 en cualquier momento durante su período de cuarentena, debe seguir las instrucciones de aislamiento descritas a continuación.

Si se hace una prueba el día 10 de su cuarentena, idealmente sus resultados deberían estar disponibles para el día 14. Se recomienda que no regrese a trabajar hasta que reciba un resultado negativo. Si sus resultados aún están pendientes después de que finalice su cuarentena de 14 días y decide regresar al trabajo, le recomendamos que tenga cuidado especial con las medidas de prevención para evitar exponer a otras personas en caso de que el resultado de su prueba sea positivo.

Si recibe una prueba de COVID-19 positiva independientemente del estado de sus síntomas, siga las pautas de aislamiento del Departamento de Salud Pública de Georgia https://dph.georgia.gov/isolation-contact

Las personas sintomáticas que no sean parte del personal de atención médica, con COVID-19 confirmado o con sospecha de COVID-19, pueden regresar al trabajo después de que:

Hayan transcurrido al menos 3 días (72 horas) desde su recuperación, es decir, la resolución de la fiebre sin el uso de medicamentos para reducirla y la mejoría de sus síntomas respiratorios (por ejemplo, tos, falta de aliento); Y, de que hayan pasado al menos 10 días desde que aparecieron sus primeros síntomas.

Las personas asintomáticas que no sean parte del personal de atención médica, con COVID-19 confirmado, pueden regresar al trabajo después de que:

Hayan transcurrido al menos 10 días desde la prueba de laboratorio positiva y permanezcan asintomáticas.

Tenga en cuenta que las personas asintomáticas que tienen una prueba positiva y luego desarrollan síntomas, deben seguir las guías para personas sintomáticas mencionadas anteriormente.

Las personas asintomáticas que no sean parte del personal de atención médica, que no trabajen en servicios críticos y que tengan una exposición conocida a una persona con COVID-19 sin el equipo de protección personal adecuado, pueden regresar al trabajo después de que:

Hayan completado todos los requisitos en la guía del Departamento de Salud Pública para personas expuestas a COVID-19 que se encuentran en https://dph.georgia.gov/contact

Es de destacar que si esta persona se somete a una prueba de COVID-19 durante el período de cuarentena de 14 días, un resultado negativo de la prueba no cambiaría ni disminuiría el tiempo de monitoreo.

A continuación encontrará algunos recursos útiles sobre exposición y pruebas:

P: ¿Pueden los adolescentes que necesitan horas de servicio venir a la iglesia y ayudar con la limpieza u otros proyectos de servicio?

R: Los adolescentes y los adultos jóvenes pueden ayudar en la parroquia si son supervisados por un adulto que haya recibido la capacitación de VIRTUS, siempre y cuando se sigan los protocolos de distanciamiento social.

P: Si una comunidad parroquial no está lista para que la gente regrese, ¿tienen que abrir misas al público en este momento?

R: No. Los párrocos pueden decidir, basados en las condiciones de la comunidad y la capacidad de establecer protocolos, si una parroquia puede o no ofrecer misas públicas. Lo importante es que se comuniquen con sus feligreses para informarles sobre sus planes y las razones por las cuales la parroquia aún no está preparada para dejar entrar a la gente nuevamente.

P: Cuando la formación de fe y las reuniones de jóvenes puedan reanudarse, ¿las parroquias deben agregar una exención específica respecto al COVID-19?

R: Las parroquias deben reflejar el lenguaje utilizado por la Oficina de las Escuelas Católicas, la cual está incluyendo el mensaje a continuación en sus materiales para el otoño. Las parroquias pueden agregar su nombre en lugar del nombre de la escuela. Los padres deben firmar este formulario y la parroquia debe guardarlo junto con los otros materiales de inscripción.

Asunción del riesgo relacionado con COVID-19

La Organización Mundial de la Salud ha declarado pandemia mundial al nuevo coronavirus, COVID-19. El COVID-19 es extremadamente contagioso y se cree que se propaga principalmente de persona a persona a través de gotas respiratorias cuando un individuo infectado tose, estornuda o habla. Como resultado, las agencias gubernamentales en todos los niveles y las agencias de salud federales, estatales y locales recomiendan el distanciamiento social y han puesto límites a la congregación de grupos de individuos. [Nombre de la escuela] ha implementado medidas preventivas para reducir la propagación del COVID-19; sin embargo, la [escuela] no puede garantizar que usted o su(s) hijo(s) no se infecten con COVID-19. Además, asistir a actividades en el campus de [nombre de la escuela] podría aumentar su riesgo y el de su(s) hijo(s) de contraer COVID-19. Si bien [nombre de la escuela] hará todos los esfuerzos razonables para reducir el riesgo de exposición y propagación del COVID-19 en la [escuela], la [escuela] no puede proporcionar ninguna garantía de que los estudiantes o sus familias no estarán expuestos o infectados por COVID-19. Al inscribir a su(s) hijo(s) y asistir a la escuela, usted reconoce la naturaleza contagiosa del COVID-19 y asume voluntariamente el riesgo de que usted, su(s) hijo(s) y otros miembros de la familia puedan estar expuestos o infectados por COVID-19. Se espera que los estudiantes y otros miembros de la familia de [la escuela] sigan las medidas preventivas y las pautas implementadas por [nombre de la escuela] incluyendo no venir a las instalaciones de [la escuela] si muestran signos o síntomas de COVID-19.

Assumption of Risk Form

Última actualización: julio 24, 2020

Asunción Del Riesgo Relacionado Con Covid-19

Última actualización: julio 24, 2020

Start typing and press Enter to search